Los retos de la libertad y la participación ciudadana en Tenango del Valle

Construir ciudadanía
Construir ciudadanía requiere de tiempo, esfuerzo, dedicación y compromiso por defender el bien común.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Construir ciudadanía requiere de tiempo, esfuerzo, dedicación y compromiso por defender el bien común.  Siempre he dicho que México es una nación con distintas realidades, por ejemplo conocemos la realidad de un entorno que nos rodea en Tenango del Valle. Sin embargo existen otras realidades no muy lejos de nuestro municipio, pues el México del Norte es distinto a la realidad del México del sur, o incluso dentro del propio Estado de México.

Sin embargo también es verdad, que muchas personas pensamos que somos un país  rico en biodiversidad, en naturaleza, en tradiciones, en música y en nuestra gastronomía mexicana que gusta por su riqueza de sabores. 

También existe el México solidario, impulsado principalmente por las personas que ofrecen su ayuda, que brindan su generosidad constantemente, son personas que también hacen voluntariado en alguna organización de la sociedad civil, o bien son gente bondadosa que trabaja desde el anonimato, puede ser fácil encontrarles en las calles de un pueblo o de una ciudad, son esos extraños que se convierten en tus amigos después de compartir el taxi colectivo, gente amable que todavía te saluda en las calles con un buenas tardes, incluso siendo un extraño, puede ser alguien que te pide información en cualquier lugar. 

Definitivamente la sociedad mexicana se distingue por ser única en su tipo, compuesta por personas fraternales, amigables, solidarias y con la capacidad de resiliencia frente a la adversidad. Te invito a pensar en alguna experiencia maravillosa, que haya surgido de conocer a una nueva persona en México. Entendamos que la democracia requiere de nuestra participación como ciudadanas y ciudadanos, debemos aprender a convivir en paz y resolver los problemas que nos plantea nuestra convivencia colectiva.

Sin embargo también existen personas confundidas, cegadas por su egoísmo, indiferencia, vanidad y con leve antipatía hacia las problemáticas culturales, económicas y políticas de nuestra nación. Con tristeza e indignación hemos visto a un México violado por el narcotráfico, también por culpa de una clase política vanidosa, que le resta importancia a cumplir su función de servir a la ciudadanía, de proteger los derechos humanos, la defensa de la vida y cumplir la voluntad del pueblo.  

Nuestro México duele por su impunidad, ignorancia e inequidad, esa realidad nos lastima a quienes amamos profundamente a ésta nación libre. Tal vez no podemos hacer nada para detener el avance de los movimientos totalitarios del mundo. Ni impedir la infiltración en éste gobierno y en ésta economía. ¿Qué podemos hacer? Sin embargo podemos emprender una nueva aventura en la defensa de nuestra libertad nacional, si queremos que todo mejore es necesario organizarnos como sociedad civil, de fortalecer la participación ciudadana, exigir rendición de cuentas a nuestro Gobierno municipal, estatal e incluso a nivel nacional. 

También veo a un México libre que ha ganado que se respete la libertad de expresión establecida en el artículo sexto constitucional, un país que requiere de proteger su libertad de prensa es decir la inviolable libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de cualquier medio, la cual es fundamental para ser contrapeso de un régimen democrático como el nuestro.

También México es un país que protege y defiende la libertad de culto o de religión, la cual es muy importante para muchas personas quienes buscan una unión personal con Dios. En el artículo 24 constitucional se establece de la siguiente manera:

“Todo individuo es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley”. 

Por cierto, yo soy muy respetuoso de todas las filosofías, creencias religiosas, siempre y cuando asumamos la responsabilidad que implica nuestra libertad, sin faltar al respeto a otras personas que piensan de manera distinta a la propia. 

Por último sin ser menos importante, se debe mencionar a la libertad de asociación la cual está protegida por el artículo noveno constitucional. El derecho que tienen todas las personas para poder formar parte de un grupo o asociación, siempre y cuando sea de forma pacífica y para fines lícitos.

En otras palabras la libertad de asociación significa que tú eres libre de militar o no en el partido político de tu preferencia, de asociarte para negociar con quien más te convenga, tú eres libre de emprender algún proyecto con las personas que quieran sumarse a tu causa, tú eres libre de crear nuevas alianzas, porque México es una nación libre.

Entonces quisiera invitarte a ti, vecina o vecino de la ciudad amurallada a que trabajemos juntos para mejorar de nuestro entorno, cuidemos del planeta tierra, comenzando desde nuestra localidad, hagamos de Tenango del Valle un municipio más limpio y sustentable, compremos local, sobre todo disfrutemos de manera libre y también responsable de nuestra vida en México.

¿Te gustó? Compártelo y apoya a #ViveTenango

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Deja un comentario con tu cuenta de Facebook

Te puede interesar ...

hunidad, Tenango del Valle
Artículos

Después de la pandemia

Vivimos momentos donde tenemos que conocer y reconocer a otros. Necesitamos invertir más tiempo en vernos cara a cara.

Narciso Bassols
Artículos

Narciso Bassols

Hablar de Narciso Bassols obliga a recordar lo que vivimos: Los viejos problemas nacionales de ayer son los grandes problemas nacionales de hoy, fundamentalmente, el educativo y el laboral.