Historia de Tenango del Valle

Datos y hechos históricos

Un municipio lleno de historia

Hace más de mil 300 años, en el cerro del Tépetl, se fundaba una ciudad y un centro civil-religioso bajo el poderío matlazinca, donde se veneraba a Quetzalcóatl, señor del Naui-Ollin o Quinto Sol. Su nombre Teotenanco, que en náhuatl, según historiadores y antropólogos significa “En la muralla de dios”,Lugar sagrado amurallado” o “En la muralla verdadera”.

Años más tarde, con la llegada de la Colonia, ocurrieron muchos cambios que hasta ahora perduran, como el hecho que después del siglo XVI, se le empezara a llamar Tenango y que para la época Independiente,  fuera escenario de batallas épicas y estratégicas en lucha por la libertad y que partir de ello, nos fuera concedido el título de Ciudad Heroica, la única con esa denominación en el Estado de México.

Tenango fue uno de los primeros territorios declarados municipios cuando se creó lo que hoy conocemos como el Estado Libre y Soberano por ahí de 1824, recibió la categoría de Villa y hasta 1994 se nombró como ciudad. Su apellido Arista, es un homenaje a Mariano Arista, político y militar mexicano, y uno de los primeros en llegar a la presidencia de México por la vía electoral.

En la actualidad, Tenango del Valle es uno de los 125 municipios del Estado de México, forma parte de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca y se extiende en 207.54 kilómetros. Se integra de una cabecera municipal: Tenando del Valle; 10 delegaciones: San Bartolomé Atlatlahuca, San Francisco Putla, San Francisco Tepexoxuca, San Francisco Tetetla, San Miguel Balderas, San Pedro Tlanixco, San Pedro Zictepec, Santa Cruz Pueblo Nuevo, Santa María Jajalpa, Santiaguito Coaxuxtenco; 10 subdelegaciones más:  Acatzingo, El Zarzal, La Cooperativa, La Haciendita, La Isleta, San Isidro, San Juan Tepehuisco, Santa Cecilia, San Román y La Azteca.

Tenango es un lugar sorprendente, está rodeado de imponentes bosques y representa tradiciones únicas que no se pueden ver otros rincones del país como la la lluvia de Pan, las visitas a Nuestro Padre Jesús y los campamentos en la zona arqueológica. 

Tenango es algo más que la historia, el turismo o la zona arqueológica, son las personas que aquí habitamos y ayudamos a mantener la identidad y las costumbres, las que día a día contribuimos a generar esta idea de comunidad donde avanzar significa que ninguno de nosotros se queda atrás.