Padre Jesús, en tí confiamos

En uno de los templos más antiguos de Tenango del Valle, el Calvario construido entre los siglos XVIII y XIX, se resguarda la figura de Nuestro Padre Jesús a quien desbordamos de fe y devoción, cada vez que celebramos su fiesta patronal en el mes de enero.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En uno de los templos más antiguos de Tenango del Valle, el Calvario construido entre los siglos XVIII y XIX, se resguarda la figura de Nuestro Padre Jesús a quien desbordamos de fe y devoción, cada vez que celebramos su fiesta patronal en el mes de enero. 

Contar la historia de Nuestro Padre Jesús no  es una tarea fácil pues se trata de un testimonio de más de 100 años de tradición oral, más o menos el mismo tiempo que tenemos de celebrar su divinidad, o al menos así lo demuestran las imágenes o retablos procedentes del siglo XVIII, que están situados al interior del templo del Calvario.  

¿De qué se trata entonces ese relato que nos cuenta cómo esta maravillosa representación de Jesús llegó a nosotros y se convirtió en tradición, creencias, unión y fiesta? A continuación te lo compartimos. 

Se dice que hace cientos de años, un grupo de arrieros llegó a Tenango y dejó encargada una caja con quien fuera en ese entonces, el Cura del pueblo. Los días iban y venían pero los arrieros no y sin saber qué hacer el cura siguió esperando; sin embargo, pasado algún tiempo un hecho inexplicable ocurrió con la caja, ésta comenzó a soltar un fuerte olor a flores. El padre desconcertado, se decidió a abrirla frente un grupo de fieles y cuál fue su sorpresa que al levantar la tapa, encontró el rostro y las manos de Jesús. Asombrado y convencido de que esto había sido un milagro, tomó las piezas y decidió fabricar una figura de tamaño real, que fue nombrado como Nuestro Padre Jesús, Dulce Nombre de Jesús o Nuestro Señor del Poder. La gente cuenta que fue así como inició la veneración por él y desde entonces, cada 15 de enero hacemos una gran fiesta, pues además de haber elegido a Tenango como su hogar, nos salvó de una fatal erupción que provenía del nevado de Toluca.  

La adoración a Nuestro Padre Jesús es un ritual que se divide en diferentes pasajes y comienza con “La visita” desde el primer día de enero hasta culminar el 31 del mes. Cada año se eligen seis familias que serán las encargadas de recibir a Jesús Peregrino, una figura de bulto que representa a Jesús flagelado por los romanos. En cada visita que se separa entre sí por seis días, las personas se reúnen para rezar el Rosario y cantar alabanzas. 

Posteriormente, el segundo domingo del mes se lleva a cabo “El paseo”, que como su nombre lo indica, se trata de la exhibición de carros alegóricos en los que se representan escenas bíblicas del antiguo y nuevo testamento.  

Los días más importantes de la fiesta son el 15, porque en esta fecha celebramos el cumpleaños de Nuestro Padre Jesús y el 31, que es cuando las figuras de el Peregrino y el Patrón, se reúnen en el templo de El Calvario. Así también, el día 14 del mes es muy importante, pues se coloca en la entrada del templo “la portada”, un adorno de flores que anuncia que el momento de júbilo ya está cerca. 

Como otras fiestas patronales, además de los rezos también hay oportunidad de celebrar con música, juegos mecánicos y otras actividades de recreación que hacen vibrar a Tenango del Valle el primer mes del año. 

Hay que decirlo, la veneración a Nuestro Padre Jesús significa un tiempo de unión entre las familias y la fe. 

Si bien no todas las personas que habitamos Tenango profesamos la misma fe y las mismas creencias, es cierto que hemos podido encontrar espacios para compartir, entendernos y relacionarnos, y hacer de nuestro municipio un lugar donde todas las personas podamos sentirnos representadas y ser parte de la cultura y tradición.

¿Te gustó? Compártelo y apoya a #ViveTenango

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Deja un comentario con tu cuenta de Facebook

Te puede interesar ...

hunidad, Tenango del Valle
Artículos

Después de la pandemia

Vivimos momentos donde tenemos que conocer y reconocer a otros. Necesitamos invertir más tiempo en vernos cara a cara.

Narciso Bassols
Artículos

Narciso Bassols

Hablar de Narciso Bassols obliga a recordar lo que vivimos: Los viejos problemas nacionales de ayer son los grandes problemas nacionales de hoy, fundamentalmente, el educativo y el laboral.